Beneficios de la sauna para tu piel

Publicado el Categorías Bienestar, Cuidados corporales

Si vas al gimnasio, puede que el tuyo cuente con una sauna. Es muy habitual encontrar este tipo de espacios en los gimnasios, ya bien en el propio recinto donde ejercitarse, o bien en los vestuarios.

Si nunca has sabido por qué un lugar dedicado a hacer deporte y que, por lo tanto, implica hacer esfuerzos incluye una sauna donde relajarse, hoy te lo vamos a explicar.

Cuando en un gimnasio encuentras una sauna no es para que te encierres en ella y te relajes o para que sudes sin necesidad de hacer esfuerzos, es, más bien, para que cuando termines de hacer tus ejercicios te metas en la sauna durante 15 minutos y disfrutes de sus beneficios para la piel.

Beneficios de la sauna para tu piel

Los beneficios de la sauna en nuestro cuerpo son muchos. En primer lugar, es muy útil para relajarnos, ya que ayuda eliminar el estrés, la tensión y la ansiedad. Por lo tanto, tiene grandes beneficios a nivel psicológico. Pero también físico, y es que la sauna es un gran aliado de nuestra piel: la sauna, gracias a su vapor y a las altas temperaturas, actúa como un vasodilatador que abre los poros de la piel, lo que permite eliminar impurezas y toxinas que dañan nuestra piel. Por lo tanto, es un depurativo fantástico. Pero este no es el único beneficio, así que a continuación te los comentamos:

  1. Elimina las células muertas presentes en nuestra piel.
  2. Suaviza la piel.
  3. Al contribuir a eliminar impurezas y toxinas de la piel, la sauna es muy beneficiosa para personas con problemas de acné o psoriasis.
  4. Estimula la circulación.
  5. Cuando se está dentro de la sauna, es ideal para quitar espinillas, puntos negros y granos, ya que el vapor abre los poros, los suaviza y facilita su extracción.

Por lo tanto, como ves, meterse en la sauna después de hacer ejercicio es beneficioso porque el ejercicio contribuye a estimular la circulación sanguínea y favorece la llegada de nutrientes y oxígeno a la piel. Esta mayor oxigenación favorece la expulsión de toxinas y se traduce en un mejor color y una textura más suave de la piel.

Sin embargo, es recomendable que antes de meterte en la sauna te des una ducha con agua templada que ayude a limpiar la suciedad (como células muertas, toxinas e impurezas) y que permita recuperar la temperatura corporal del cuerpo. Con la piel limpia, la sauna es mucho más eficaz porque hay menos obstrucción en los poros.

Qué puedo hacer después de la sauna

Si quieres potenciar el efecto de la sauna en tu piel, una vez hayas salido puedes incorporar los siguientes hábitos. Te garantizamos que con ellos tu piel lucirá más suave, bonita y sana.

  1. Una vez estés en la sauna, cuando hayas empezado a sudar y los poros de la piel hayan comenzado a dilatarse, ponte en la cara la mascarilla que suelas utilizar y déjala actuar hasta que salgas de la sauna y te vayas a duchar.
  2. Exfóliate después de la sauna. Este es el mejor momento, ya que es cuando el poro está abierto y cuando mejor se eliminan las impurezas.
  3. Aplícate una crema hidratante y un serum. Esto es lo ideal, pues al salir de la sauna los poros están dilatados y absorben más fácilmente los productos. Este es el último paso pues es importante que la piel esté limpia y liberarla de impurezas que obstruyan los poros y, de esta manera, mejorar su transpiración.

¿Cada cuánto tiempo es recomendable acudir a una sauna?

No hay una frecuencia fija sobre cada cuánto tiempo es recomendable disfrutar de los beneficios de una sauna. Cada piel es diferente, por lo que tiene unas necesidades específicas. Pero a modo de ejemplo se puede establecer la siguiente regla: los cutis grasos necesitan limpiezas faciales más frecuentes, por lo que una sesión o dos saunas semanales les resultarán muy beneficiosas. Para un cutis normal, una sauna a la semana es perfecta.

Ahora ya sabes que las saunas no solo son buenas a nivel mental, ya que nos permiten relajarnos y despejarnos, sino que también son beneficiosas para nuestra piel, aportándole color y suavidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *