¿En qué consiste realmente la dieta mediterránea?

Publicado el Categorías Alimentación

La dieta mediterránea salva vidas. Puede sonar una afirmación muy rotunda y atrevida, pero un estudio reciente publicado en la revista European Journal of Epidemiology lo confirma.

Y es que la alimentación es clave para reducir la mortalidad cardiovascular, y la dieta mediterránea, que incluye frutas y verduras, aceite de oliva, frutos secos, legumbres, pescado y productos lácteos, puede prevenir miles de muertes al año por enfermedades cardiovasculares.

Somos muchos los que hemos oído hablar en abundancia de los beneficios de la dieta mediterránea, de que España es de los países en los que mejor se come gracias o de que somos unos privilegiados por la cantidad y calidad de productos que tenemos a nuestro alcance. Sin embargo, son menos los que, si les pidieran que explicaran claramente en qué consiste la dieta mediterránea, sabrían hacerlo. Para muchos este tipo de alimentación reside solamente en el aceite de oliva, el pescado y los cereales. Pero la dieta mediterránea es mucho más que eso, y hoy nos hemos propuesto explicártela bien:

¿Qué es la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea es la dieta en la que los países del Mediterráneo basan su alimentación. Como ya te hemos comentado, es una dieta que incluye frutas y verduras, aceite de oliva, frutos secos, legumbres, pescado y productos lácteos y que ayuda a mejorar el estilo y la calidad de vida. No está especialmente centrada en contar calorías o nutrientes, por lo que no siempre es necesario que sea baja en calorías para ayudar a bajar de peso, ya que ayuda naturalmente a mejorar el metabolismo y favorecer el control de peso.

¿Qué alimentos forman la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea se ha transmitido a lo largo de los siglos hasta que se ha convertido en una valiosa herencia cultural. Durante este tiempo ha evolucionado, lo que ha supuesto la inclusión de nuevos alimentos y de nuevas formas de preparación, pero ha mantenido las propiedades y características que la convierten en una elección saludable, considerada para muchos como la mejor dieta que existe.

Los alimentos que forman la dieta mediterránea son los siguientes:

  1. El aceite de oliva, especialmente el virgen extra. Este producto es el más representante de la dieta mediterránea, ya sea para cocinar o para aderezar.
  2. Frutas y verduras: las hortalizas y las frutas son la principal fuente de vitaminas, minerales y fibra de este tipo de alimentación.
  3. Productos lácteos: consumir leche, queso y yogur a diario también se incluye en la costumbre de este tipo de dieta, pues son excelentes fuentes de proteínas, minerales y vitaminas.
  4. Las legumbres: junto con los frutos secos, aportan hidratos de carbono de absorción lenta y de fibra. Son uno de los alimentos característicos del menú de una dieta mediterránea.
  5. Pescado: es otro de los pilares básicos de los platos de una dieta mediterránea. Cualquier tipo de pescado es válido.
  6. Cereales: el pan y otros alimentos procedentes de cereales (como la pasta o el arroz) son productos obligatorios de consumo diario gracias a su composición rica en carbohidratos.
  7. Carne fresca, especialmente blanca, puesto que contiene menos grasa saturada y colesterol que la roja. Se recomienda un consumo de entre 3 y 4 raciones de carne a la semana, preferiblemente de pollo y pavo.
  8. Huevos: son una gran fuente de proteínas de alta calidad, de vitaminas y de minerales.

Como ves, la dieta mediterránea basa su fama en los alimentos poco procesados, frescos y de temporada. Estos son los más adecuados, especialmente si se combinan entre sí en la misma comida. Es importante aprovechar los productos de temporada, ya que esto nos permite consumirlos en su mejor momento, tanto a la hora de aportarnos nutrientes como por el aroma y sabor que mantienen.

Cómo adopto correctamente la dieta mediterránea en mi alimentación

Si no sabes cómo incorporar correctamente la dieta mediterránea en tu alimentación, te damos seis claves para que aprendas a hacerlo. Te garantizamos que si sigues estos consejos no te sentirás bajo la obligación (como si se tratara, por ejemplo, de régimen para perder peso), sino que la seguirás de manera natural, adoptándola a tu rutina como un estilo de vida saludable.

  1. Evita los productos industrializados
  2. Come pescado por lo menos 2 veces por semana
  3. Apuesta por los alimentos integrales
  4. Aumenta el consumo de frutas y vegetales
  5. El aceite de oliva y vegetal es bueno para el corazón. Consume un máximo de dos cucharadas por día
  6. Los productos lácteos son buenos, inclúyelos en tu dieta diaria

Un estilo de vida

La dieta mediterránea no se basa solo en la comida, sino que es más bien un estilo de vida. Los alimentos son la parte esencial de esta dieta, pero acompañar la comida con especias y un buen vaso de vino, hacer deporte o tomar el sol también son partes clave de la dieta mediterránea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *