El significado de las arrugas faciales

Publicado el Categorías Cuidados faciales

Es importante saber que detrás de cada arruga existe una historia. Y es que nuestros gestos son reflejos de nuestras vivencias, y es a lo que debemos el significado de las arrugas faciales, las cuales aparecen en nuestro rostro como sinónimo de nuestro recorrido en la vida. No obstante, estas arrugas faciales pueden desaparecer mediante determinados métodos, como el lifting sin cirugía o el hifu facial, dejando una apariencia más joven, pero sin perder la expresión natural.

Sin embargo, antes de nada, ¿quieres saber qué significan esas arrugas faciales? ¡Sigue leyendo!

El porqué de las arrugas faciales

Las arrugas faciales determinan nuestra personalidad, nuestras alegrías y nuestros sufrimientos. En definitiva, nuestro recorrido por la vida se puede medir por nuestro rostro. Por ejemplo, la frente o los pómulos suelen ser las zonas donde más arrugas salen, así como el cuello es un elemento esclarecedor de la edad que podamos tener.

Ahora bien, dependiendo de la zona de nuestro rostro donde aparezcan estas marcas vitales, podremos determinar unas causas u otras. Como hemos dicho, la risa hace que nuestra piel florezca y nos mostremos radiante, mientras que la preocupación hace que las arrugas salgan a la vista más pronto que tarde.

Y es que, al final, la expresividad que mostramos mediante nuestro rostro determina también nuestra personalidad, más allá del hecho natural de que la piel vaya perdiendo la tersura por causas naturales, como el paso de los años. Todos hemos querido tener siempre nuestra piel de joven, lisa y tersa, pero al final los años pasan para todos, y con ellos también ganamos en vivencias y experiencias. Recuerda que las arrugas, como las canas, son sinónimos de un sinfín de anécdotas que contar.

¿Pero cuáles son los motivos por los que nos salen arrugas en determinadas zonas?

Hay que decir que las arrugas aparecen como consecuencia del envejecimiento fisiológico o inducido, pues la división celular es más lenta según pasan los años, provocando que el tono de la piel disminuya en calidad y cantidad y haciendo que el tejido se afloje y dé lugar a depresiones en la superficie. Es decir, a partir de los 25 años la producción de colágeno y elastina, responsables de esa tersura, se van mermando, por lo que comienzan a aparecer esas arruguitas.

Después, podemos clasificar las arrugas atendiendo a diversos aspectos, como su origen, el orden en el que aparecen y su profundidad, y encontraremos los siguientes tipos:

Arrugas gravitacionales

Son aquellas causadas por la acción de la gravedad, pues esta fuerza actúa en nuestra piel y tira de ella hacia abajo, y la oposición a esta fuerza natural viene determinada por los genes de cada persona y el tipo de piel. En esta categoría incluimos las conocidas como líneas de marioneta, desde los labios hacia abajo.

Arrugas dinámicas

Cada vez que hacemos un gesto con la cara (alegría, tristeza, estrés…) estamos creando unos patrones que terminan convirtiéndose en líneas de expresión y arrugas que, con los años, terminarán siendo visibles en la piel. Esta clase de arrugas son más llamativas cuando se pierde la elastina y el colágeno de la piel. Aquí incluiríamos las arrugas de la frente y las patas de gallo en las proximidades de los ojos.

Arrugas de origen mixto

Se deben a la combinación de los efectos de gravedad y movimientos repetitivos. Las arrugas del cuello son un claro ejemplo, pues es una parte del cuerpo que movemos muy a menudo.

Soluciones no invasivas para las arrugas faciales: Lifting sin cirugía Elixian

Hay muchas formas de evitar o corregir las arrugas, como con el mantenimiento del colágeno en la piel, que se obtiene con una vida tranquila, basada en una buena alimentación y sin mucho estrés. Aquí habría que incluir la disminución de ciertos alimentos como la carne roja y aumento de antioxidantes (frutas, verduras y hortalizas).

Sin embargo, la alimentación no es determinante a la hora de hacer “desaparecer” esas marcas que el tiempo ha dejado en nuestro rostro, pero hay tratamientos no invasivos, que no necesitan quirófano ni implican posoperatorios ni la pérdida de la expresión natural del rostro, que consiguen el efecto lifting sin cirugía que tanto deseamos cuando estas arrugas irrumpen, como Elixian.

Este es el caso del tratamiento facial Elixian, que mediante la combinación de ultrasonido HIFU, tras haber medido la profundidad de la arruga con un ecógrafo, y con un complemento en forma de cosmético que prolonga y potencia los resultados, consigue este efecto tan deseado.

¡Pide ya tu cita! La primera sesión es gratuita y te informarán de todo lo que necesitas saber para poder deshacerte de esas arruguitas faciales. No lo pienses más, Elixian es un tratamiento ideal para rejuvenecer, con unos precios muy asequibles. ¡Te esperamos en tu centro Elixian más cercano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *