Hormonas de la felicidad, ¿cómo se producen?

Publicado el Categorías Bienestar

Seguro que, en algún momento de la vida te has planteado qué es la felicidad. ¿Habrá algo más difícil de definir? Sin embargo, si algo tenemos claro, es que todos la perseguimos y que aprovechamos cada pequeña situación, gesto o sensación de satisfacción para acercarnos un poco más a ella. Desde comer algo que nos gusta, practicar algún deporte grupal, una tarde de café y chistes con tus amigos o una comida familiar, bailar, un triunfo en el trabajo…  Sin embargo, ¿sabías que parte de esa sensación de felicidad la provoca nuestro propio cuerpo y que las responsables son las conocidas como hormonas de la felicidad? Y estas hormonas de la felicidad, ¿cómo se producen? ¡En Elixian te lo contamos!

Estas hormonas tienen nombre, sí: endorfinas, serotonina, dopamina y oxitocina, y el cóctel formado por ellas es el que nos proporciona esa deseada sensación de bienestar. ¿Sabes de qué sensaciones o emociones son responsable cada una de ellas y cómo las producimos? ¿Que mantener un tipo de vida saludable, en el que pequeños placeres tienen cabida, hace que se produzcan muchas más de estas? Si quieres saber más, ¡sigue leyendo!

Endorfinas, el placer de los pequeños actos

¿Eres de esas personas que repiten que la felicidad es compartir una peli con palomitas con tu pareja un domingo por la tarde, la sensación que tienes cuando llegas a casa después de correr unos kilómetros, el momento de subidón cuando suena una canción que te gusta por la radio mientras conduces o bailar como loco con tus amigos? Entonces debes saber que este tipo de actividades produce una subida de los niveles de endorfinas en la sangre, al igual que sucede cuando realizamos actividad física o cuando comemos un trocito de chocolate. Existen muchos tipos de esta hormona, que se encuentran almacenadas en el hipotálamo, y entre otras funciones, son las encargadas de crear un estado de bienestar, de mejorar nuestro humor y (redoble de tambores…): ¡retrasan el proceso de envejecimiento!

Serotonina, entre el humor y el placer

Fabricada en el intestino, la serotonina es la encargada de nuestro humor, del apetito o el sueño, entre otras. La ausencia de esta hormona hace que, como respuesta, se produzca la sensación de tristeza (o incluso de depresión), e incluso que estemos de mal humor. Aparece cuando estimulamos recuerdos felices o cuando realizamos ejercicio físico, por ejemplo, y es la responsable de esa sensación de subidón cuando sentimos alegría. Así que, ¡a reír!

También se conoce como la hormona del placer, ya que es la que se libera cuando se produce un orgasmo, provocando una sensación de tranquilidad y bienestar mucho mayor en nuestro cerebro.

Dopamina, la hormona del amor

Otra de estas hormonas encargadas de la felicidad es la dopamina, que es reconocida, entre otras funciones, por ser una de las hormonas que forman parte del proceso químico del enamoramiento o de la sensación de amor. ¡Pero no son sus únicas funciones! La lujuria también se le atribuye a ella, siendo una mediadora de las mediadoras del placer y, por tanto, una de las más deseadas.

Pero también nos ayuda a ser más sociables, a ser más creativos y activos y a que nuestra capacidad para resolver problemas sea mayor.

Oxitocina, la hormona que estrecha lazos

De esta hormona habréis escuchado hablar, seguro, si habéis tenido algún hijo, ya que es la que liberan las mujeres cuando dan a luz y que se sigue liberando durante la época de la lactancia. Es un tipo de hormona que se libera cuando hacemos cosas que nos gustan o agradan, como abrazar a alguien conocido, bailar, hacer ejercicio… Además, se asegura que es la hormona que hace que generemos vínculos con otras personas (nuestra familia, pareja, amigos…), que estrecha lazos entre nosotros

Es por tanto que, para que la tan deseada sensación de felicidad se produzca, tendremos que poner en marcha ciertas actividades que nos ayuden a liberar estas hormonas. Así que, poneos las zapatillas y haced ejercicio, tomad un trocito de chocolate si os gusta, comed saludable, haced una broma a alguien que queráis… haced cualquier cosa que os guste, ¡las hormonas de la felicidad os ayudarán a hacer el resto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *