La cena: la comida más ligera del día

Publicado el Categorías Alimentación

Sí, es verdad que muchas veces tras un largo día de trabajo, con el gimnasio, los niños, la familia y las salidas para hacer vida social, es muy complicado llegar a casa y que el deseo sea preparar algo sano para cenar. Sin embargo, la cena debe ser la comida más ligera del día, por diferentes motivos.

Si queremos mantenernos físicamente bien, partir de hacer una cena ligera es fundamental, para poder hacer una buena digestión y dormir bien. ¿Qué hábitos debemos tener para la cena? ¿Qué alimentos debemos tomar? ¿De cuáles es mejor prescindir? Te respondemos a estas y otras cuestiones, y te aportamos unas ideas para que prepararte la cena sea más fácil que nunca.

La importancia de una cena ligera

Alcanzar un equilibrio a la hora de cenar es fundamental. Aunque algún día podemos pasarnos porque cenamos fuera de casa, cenar de modo ligero es súper recomendable para evitar acumulaciones de grasa, conciliar mejor el sueño y mantenernos en forma. Esos son los principales motivos.

No te saltes la cena

Una cosa es apostar por una cena ligera y otra muy distinta saltársela. La cena es tan importante como el resto de comidas. Si no cenamos nos vamos a la cama con los niveles de glucosa muy bajos y no descansamos bien. Además, el cuerpo tomará nutrientes de nuestras reservas, convirtiéndolas en grasa.

Cena temprano

De noche, mientras dormimos, apenas gastamos calorías. Por eso, debemos cenar ligero y a una hora temprana. Al menos dos o tres horas antes de acostarnos es lo recomendable. Si tienes hambre antes de ir a dormir, toma algo ligero, como una infusión o un yogurt.

No sustituyas la cena

No debemos sustituir la cena por fruta o un bol de leche con cereales, ya que puede desequilibrar nuestra dieta o aportar muchas calorías. Demasiadas para este momento en el que el metabolismo va a trabajar más lento.

Ten comida saludable en la despensa y la nevera

Muchas veces cuando llegamos de trabajar cansados y con hambre lo último que nos apetece es cocinar. Así es que podemos caer en la tentación de tomar algo de bollería industrial con un vaso de leche, fiambre y unas patatas fritas de bolsa, etc. Por eso, es importante que tengamos alimentos saludables como bolsas de ensaladas preparadas, latas de atún, pescado congelado en trozos y yogures bajos en grasas y azúcares. Esto nos permitirá preparar una cena sana en cuestión de minutos.

¿Qué alimentos podemos tomar para cenar?

Está muy bien conocer las restricciones recomendables para cenar, pero mejor aún es conocer qué opciones saludables sí podemos llevar a cabo. ¡Toma nota de algunas de estas!

– Algo de grasas saludables: aguacate, yogur bajo en grasas y azúcar, aceite vegetal de primera presión en frío y frutos secos.

– Vegetales crudos o cocinados al vapor.

– Proteína baja en grasa: huevo, queso fresco, legumbre, pescado, setas y frutos secos.

– Un poco de cereal o fécula: yema de huevo, pan integral, patata, arroz integral, plátano.

– Frutas: hay quienes afirman que la fruta contiene mucho azúcar y que no debemos tomarla de noche. Lo recomendable es tomarla por la mañana, ya sea en el desayuno o en el almuerzo, y a la hora de la merienda.

¿Qué alimentos debemos eliminar para cenar?

– El azúcar

– Las grasas saturadas

– Un exceso de sal

– Bebidas y alimentos estimulantes como el café, el té o el chocolate.

– Alimentos que puedan ocasionarnos flatulencias o una digestión pesada.

– Los hidratos de carbono en exceso

Algunos ejemplos de cena ligera

Una cena correcta incluiría verdura, algo de proteína y carbohidratos completos. Por ejemplo, una crema de verduras con algún cereal y un huevo duro o algo de pescado a la plancha y dos mandarinas. Las verduras por la noche, mejor si están cocinadas. Si vas a tomar pan, procura que la cantidad no sea excesiva, y mejor si es integral o de cereales. Un pescado al horno con verduras también es una cena súper saludable, al igual que una tortilla francesa con un poco de atún, pavo o si eres vegetariano, tofu.

Sin embargo, es normal que si no has tenido habitualmente un buen hábito con las comidas, especialmente con las cenas, tu cuerpo tienda a acumular grasa en ciertas zonas. Para ello, un tratamiento corporal Elixian te puede ayudar a eliminar esa grasa de más, de un modo no invasivo, sin cirugía y sin incómodos posoperatorios.

Además, la primera cita es gratuita, donde te realizan un estudio para comprobar el estado de esa zona de cuerpo sobre la que quieres eliminar la grasa, y poder asegurarse de qué el resultado será óptimo.

Si quieres conocer más sobre el método Elixian, ¡consulta en nuestra web! Y si lo prefieres, ¡pide ya tu cita en el formulario! Te encantarán los resultados. Confía en Elixian, ¡que las experiencias no te dejen huella!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *