Los mejores alimentos para cuidar tu piel

Publicado el Categorías Alimentación

Es bien conocido que somos lo que comemos. Una dieta equilibrada y variada nos ayuda a mantener nuestro organismo joven, sano y fuerte. Una adecuada alimentación favorece una piel sana e hidratada. La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, por lo que parece lógico que si cuidamos de nuestro estómago, la piel obtendrá sus beneficios. Por suerte podemos saber qué alimentos son buenos para cuidar nuestra piel y mejoran su apariencia.

El pepino

El pepino es hidratante, ya sea ingerido como alimento o utilizado en una mascarilla. Si se consume, aporta su sabor amargo y poder hidratante, con lo que cumple muy bien la función de depurar y estimular el proceso de limpieza. En cambio, si buscas una mascarilla casera que hidrate y nutra profundamente tu piel, utilízalo directamente sobre la piel como mascarilla.

Cítricos

Los cítricos son alimentos muy ricos en vitamina C, pero también son potentes antioxidantes que intervienen en la formación de colágeno, una proteína necesaria para que la piel conserve su firmeza y elasticidad. Puedes optar por el pomelo, limón, naranja, mandarina o lima. También conseguirás un buen aporte de vitamina C comiendo verduras como los pimientos o la col, y frutas como los kiwis.

Pimiento rojo

El pimiento rojo es indispensable para formar colágeno y elastina, proteínas que sostienen la piel. Si quieres una piel tersa y fortalecida debes apostar por los pimientos rojos en tu dieta.

Tomate

Tiene un porcentaje altísimo de nutrientes que, de forma tópica, pueden tener grandes beneficios. Es rico en vitamina C, A, E, B6 y proteínas, entre ellas, el licopeno, que protege a las células frente a los daños derivados de la acción de los radicales libres.

Frutos rojos

Los frutos rojos también son ricos en propiedades antioxidantes, que evitan la destrucción celular y el envejecimiento prematuro. Al igual que los cítricos, las fresas, frambuesas, moras y arándanos son ríos en vitamina C.

Verduras de hoja verde

Las verduras están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes que protegen las células de la piel y estimulan su crecimiento, lo que permitirá que tu piel no se arrugue ni se dañe. Las acelgas, las espinacas y la escarola protegen a las células frente al estrés oxidativo gracias a su contenido en vitamina E. Para aprovechar al máximo las propiedades de las verduras, lo ideal es cocinarlas con poca agua y durante el menor tiempo posible.

Frutas

Las frutas con mucha agua, como las peras, las manzanas y las sandías, también son muy buenas para hidratar y proteger la piel. La mayoría de las frutas contienen altos niveles de vitaminas A y C y poderosos antioxidantes que cargan la piel de nutrientes, promueven la producción de colágeno y a ayudan a mantener una piel flexible y firme.

Frutos secos y semillas

Los frutos secos y las semillas contienen omega-3, vitaminas A, B y E, grasas monoinsaturadas y antioxidantes. Gracias al gran contenido nutricional de los frutos secos y las semillas, la piel gana en hidratación, elasticidad, regeneración celular y protección contra los radicales libres.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es un integrante indispensable en la cocina, ya que es un producto completamente natural. Sus ácidos grasos, así como las vitaminas E y K ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Es ideal para las pieles secas.

Carne y huevos

Un consumo equilibrado de carne y huevos te aportará proteínas (que frenan la pérdida del tono muscular y el desprendimiento de la piel), vitamina B6 y selenio, que evita el envejecimiento prematuro de la piel y previene algunas de las alteraciones más comunes, como manchas o falta de elasticidad.

Aguacates

Ya hemos hablado del aguacate en anteriores posts por sus beneficios. El aguacate contiene grasas, proteínas y vitaminas que favorecen la hidratación. Penetra profundamente en la piel, dejándola bien limpiada, nutrida y suave.

Zanahorias

Contienen Vitamina C, lo que ayuda a la producción de colágeno en el cuerpo, una proteína que ayuda a prevenir las arrugas y ralentiza el proceso de envejecimiento. Además, son una fuente de betacaroteno, un precursor de la vitamina A que que combate los radicales libres para prevenir las arrugas, la pigmentación y un tono de piel desigual.

Como ves, es fundamental cuidar la piel desde dentro, incluyendo en nuestra dieta diaria una serie de alimentos que contienen nutrientes esenciales que benefician la piel y la protegen de agresiones externas, como el frío o la exposición a la luz solar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *