¿Qué es el draping?

Publicado el Categorías Belleza, elixian

A la hora de parecer más joven, el maquillaje se ha convertido en un arte capaz de hacer magia. Las técnicas de maquillaje para parecer más jóven son cada vez más frecuentes. Por ello, seguro que puedes preguntarte: ¿qué es el draping? 

Esta técnica de maquillaje, el draping, te permite estilizar tu rostro, consiguiendo un aspecto natural, muy luminoso y con un resultado sorprendente.

¿En qué consiste el draping?

El draping es una técnica que deriva del tan conocido contouring, en el que se emplean diferentes tonos de maquillaje para redimensionar el rostro y darle un look más estilizado. Consiste en el uso de productos oscuros y claros para dar forma al rostro, con degradados de color, que generan el mismo efecto de luces y sombras que haría un pintor al realizar una pintura.

Desde hace unos meses, esta nueva técnica de maquillaje para rejuvenecer está apareciendo constantemente como una nueva tendencia entre las celebrities más mayores, ya que les permite quitarse unos añitos para sesiones de fotos, eventos…

En la técnica del draping no sólo se aplican los colores más oscuros en las mejillas, también arriba en la sien, cejas e incluso en el lateral del cuello y la mandíbula, creando un efecto sobre el rostro muy sorprendente.

Es la técnica favorita de quienes les gusta una imagen sencilla pero radiante, sobre todo si han comenzado a aparecer marcas de la edad en el rostro. Es muy indicado para cualquier ocasión, desde un día cotidiano hasta situaciones especiales, como citas y fiestas.

Esta técnica de maquillaje de rejuvenecimiento hará que tu rostro luzca buena cara al instante, proporcionándote un resultado cómodo y elegante. Levantará tus facciones, sin importar si has dormido poco, si estás pálida o cansada. También es muy usado en pasarela o publicidad para conseguir un efecto elevado de resplandor.

¿Cómo se aplica la técnica del draping?

Esta técnica consiste en crear una forma de manzana alrededor de tu rostro con el tono más oscuro, y aplicar el colorete según tu tipo de cara. Otorga todo el protagonismo al colorete o blush, en al menos dos tonos, en colores que te favorezcan según tu color de piel. Esto hará que parezca mucho más natural.

Debes comenzar contrastando un tono oscuro con otro más claro alrededor de la silueta dibujada inicialmente en tu rostro, en la parte alta de tus mejillas y sienes. Cuando apliques tonos diferentes, es muy importante que esté todo bien difuminado, hacia las sienes desde la parte inferior, ya que será el toque perfecto para esculpir tu rostro.

En el draping se trata de definir tu cara con colores oscuros y suavizar contornos con los claros, logrando un acabado natural pero, a la vez, deslumbrante. La base que elijas, intenta que sea ligera, para evitar un efecto excesivamente cargada al aplicar la mezcla de colores del colorete.

En definitiva, lo que hace es jugar con los tonos para otorgar mayor profundidad a unos rasgos y suavizar otros. Es aconsejable que el producto empleado posea una textura rica en pigmentos, ya que se fusiona mejor con la piel y ofrecen un resultado más duradero.

Es importante utilizar brochas que se adapten a tu rostro para conseguir un maquillaje más preciso y natural, ya que una buena herramienta proporcionará un resultado delicado y real.

Formas de aplicar el colorete en un maquillaje draping

Si tienes el rostro ovalado, Ilumina el hueso del pómulo subiendo hacia las sienes.

Si es cuadrado, mezcla dos tonos con movimientos circulares.

Si lo tienes redondo, elige un tono más oscuro de tu piel y aplícalo en líneas diagonales bajo el pómulo para alargar el rostro.

Para un rostro alargado, aplica el colorete de forma horizontal y difumínalo de forma ascendente hacia la sien.

El toque final será marcar sutilmente con tonos oscuros en la mandíbula y lados del cuello para otorgar una dimensión completa a tu rostro.

Trucos para quitarte unos años con maquillaje rejuvenecimiento

Y sí, esta técnica te puede ayudar a quitarte durante un ratito unos años, pero es importante no pasarte con las cantidades. Evita el exceso de producto y escoge tonos que tengan armonía. Que sean de la misma gama de color, pero con distinta intensidad para conseguir el efecto volumen.Los tonos oscuros mejor que sean mates y los coloretes pueden incluir alguna partícula de brillo.

Y si quieres un consejo final, una buena mirada avivará tu cara. Conseguirás un toque rejuvenecedor aplicando ligeros toques de iluminador bajo la ceja, en el lagrimal y en las ojeras.

Sin embargo, recuerda que el draping sólo te ayudará a rejuvenecer durante el ratito que dure el maquillaje. Si deseas conseguir un efecto duradero y permanente, el tratamiento facial Elixian consigue un efecto lifting sin cirugía. Es decir, sin pasar por quirófano, de un modo no invasivo y sin perder tu expresión natural, conseguirás eliminar esas temidas arruguitas de tu rostro. ¡Pide ya tu cita! La primera consulta es gratuita y sin compromiso.

¡Que las experiencias no te dejen huella!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *