¿Recuperaré mi cuerpo tras el embarazo?

Publicado el Categorías Cuidados corporales

Por norma general, un embarazo es un proceso lleno de alegría e ilusión, ya que significa un nuevo miembro en la familia. Sin embargo, una de las cuestiones que más se repiten las futuras mamás, una vez llegado su bebé y antes, es si conseguirá recuperar su cuerpo tras el embarazo.

Y es que, los kilos de más, la retención de líquidos o la ausencia de actividad física para mantenernos pueden causar ciertos estragos, haciendo que la recuperación del cuerpo sea excesivamente lenta, en el caso de poder llegar a perder todo el volumen adquirido.

Sin embargo, con una serie de hábitos saludables, paciencia (¡ya sabes que ningún cambio se consigue en un día!), ganas y un buen tratamiento adecuado a tus necesidades, recuperar el cuerpo tras el embarazo es posible. ¿Quieres saber cómo? ¡Sigue leyendo!

Algunos consejos para recuperar la forma

Está claro que, una vez has tenido a tu bebé, tu cuerpo no va a quedar tal y como estaba antes de quedar embarazada en primer instancia. Pese a que el organismo y metabolismo de algunas mujeres les permite recuperarse súper rápido, este caso es un caso que se repite en ocasiones mínimas, y la gran mayoría de mujeres necesitamos poner de nuestra parte para conseguir esos cambios.

Y sí, si no fuera suficiente con el cambio que supone que haya una nueva personita en tu vida, con toda la atención que requiere, el poco tiempo del que se dispone al principio y otras preocupaciones que pueden surgir, súmale el deseo de querer perder el volumen que se ha quedado en tu físico tras el embarazo. Pero tranquila, hay solución.

Para empezar, es importante señalar que cada cuerpo es diferente, por lo cual lo mismo cada embarazo es un mundo y pueden quedar muestras de él de distintos modos en cada caso. De este modo, la mayor o menor facilidad que tengamos para recuperar nuestro físico dependerá, en gran medida, de algunos hábitos durante la gestación y de nuestra propia constitución física y fisionomía.

Es decir, elementos como la alimentación, la actividad física, los cuidados que se procura la madre, así como su propia fisionomía, son muy importantes a la hora de comenzar el camino para que nuestro cuerpo vuelva a parecerse al de antes del embarazo. Tal vez no será un proceso que se consiga de un día para otro, pero se puede conseguir. Lo más importante es tratar de no agobiarnos en exceso, e ir llevando a cabo pequeñas acciones para conseguir el resultado deseado.

En este sentido, resulta esencial llevar una dieta variada y equilibrada haciendo hincapié en el consumo de frutas y verduras y prescindiendo de las harinas, dulces y grasas. Otro punto importante relacionado con la alimentación es el agua. Mantenernos bien hidratadas a lo largo del día es de vital importancia para que la piel recupere su elasticidad.

¿Sabes que está demostrado que bebiendo entre 1,5 y 2 litros de agua al día se ayuda al cuerpo a eliminar toxinas y a librarse de la retención de líquidos? Todo esto repercute en una pérdida de peso. Además, si tu bebé toma pecho, es un modo natural de quemar calorías, ya que la propia producción del alimento para tu peque es una actividad que consume calorías. Sin embargo, no confíes la pérdida de esos kilitos de más a esto: es muy poco posible que lo consigas sólo con esto.

El ejercicio es otra de las claves para ponerse en forma, que debe complementarse con los consejos de alimentación que hemos aportado en el párrafo anterior. A pesar de que no es recomendable que realices ejercicio aeróbico ni cardio hasta que pase un tiempo prudencial tras el parto. Mejor opta por un tipo de ejercicio moderado introducido en tu día a día, que te ayudará a ir mejorando tu forma física paulatinamente.

Es recomendable que comiences por ejercicios moderados como los estiramientos, y caminando. Al igual que durante el embarazo, caminar al menos una hora al día te ayudará a mantener mejor circulación, y a mejorar tu físico.

Tratamientos para recuperar tu figura tras el embarazo

Si con todo lo explicado anteriormente no has conseguido un resultado satisfactorio con tu cuerpo, existen otras alternativas interesantes que te ayudarán a acelerar los resultados, haciéndolos visibles más rápido. Gracias al avance de la tecnología y de las nuevas técnicas para tratar el cuerpo, existen procedimientos no invasivos con los que librarse cómodamente de la grasa que se ha acumulado durante el embarazo, en diferentes zonas de nuestro cuerpo, como Elixian.

El tratamiento corporal Elixian es una gran opción para eliminar grasa corporal, consiguiendo un efecto lipo sin cirugía, gracias a la combinación de tecnología y cosmetología en la que se basa su método. Ultrasonido HIFU que actúa disolviendo la grasa directamente en el lugar donde se acumula, visualización ecográfica para conocer qué potencia necesita exactamente y conseguir el objetivo, sumado a un cosmético reductor para seguir en casa con el tratamiento. Tras sólo 3 sesiones, y con un precio asequible a todos los bolsillos, el método Elixian se convierte en una gran opción para todas esas mujeres que, tras la maternidad, quieren recuperar su forma física más rápidamente.

¿Quieres saber más? ¡Pide ya tu cita! La primera es gratuita, te informaremos sobre todo lo que necesitas sin compromiso y analizaremos tu caso. Inscríbete en el formulario y nos pondremos en contacto contigo.

¡Que las experiencias no te dejen huella!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *